Protocolo Buenas Prácticas Departamento Historia

Somos 

El Departamento de Historia de la Universidad de Santiago de Chile se compromete a desarrollar y fomentar una educación y relaciones interpersonales no sexistas y libres de todo tipo de abuso, discriminación y malos tratos.

En consecuencia, se compromete a realizar acciones que prevengan conductas sexistas, abusivas, discriminatorias y de mal trato para lo cual aprueba el presente Protocolo de Buenas Prácticas como un medio eficaz que contribuya a garantizar y promover el derecho de todas las personas miembros de esta comunidad a disfrutar de ambientes de trabajo, estudio e investigación donde prime el respeto a la diversidad, la libertad, la intimidad y la integridad.

Se considera que:

  • Los integrantes de nuestra comunidad universitaria (léase funcionarios, académicos y estudiantes) tenemos derecho a realizar las actividades académicas y laborales libres de toda discriminación y abuso, con pleno respeto a la intimidad, a la integridad física y moral, considerando el libre desarrollo de nuestra personalidad.
  • Los integrantes de nuestra comunidad tienen derecho a ser orientados para canalizar denuncias por tratos sexistas, abusos, discriminación y maltrato.

Actualmente el Departamento cuenta con un comité de Buenas practicas el cual está compuesto por tres académicos, tres funcionarios y el secretario académico

Compromiso 

Con estos principios como base, el Departamento de Historia se compromete a generar un ambiente de aprendizaje, de trabajo y de vida universitaria, donde se respeten los derechos y la dignidad de todas y todos los integrantes de nuestra comunidad de manera de permitir el progreso sobre la base del trabajo y de la excelencia académica, teniendo en cuenta y valorando la diversidad y el respeto mutuo.

Buscamos entonces

  
  • Promover una cultura de prevención del trato sexista, de los abusos de poder, de la discriminación y los malos tratos, a través de acciones formativas e informativas tales como campañas de sensibilización y concienciación dirigidas a nuestra comunidad universitaria.

 

  • Difundir el rechazo a todo tipo de discriminación, trato sexista, abuso y maltrato, independiente de la condición jerárquica ocupada por los distintos integrantes de la comunidad.

 

  • Instituir una instancia formal y permanente responsable de promover las acciones de respeto y convivencia armónica, de desarrollar una cultura interna libre de tratos sexistas, discriminatorios, abusivos y de maltrato.

 

  • Dotar de herramientas a la instancia antes señalada para que acoja las denuncias de los integrantes de la comunidad que se sientan vulnerados en estos ámbitos y actúe mediando entre las partes afectadas o las derive a quien corresponda de acuerdo a su tenor. Entendiendo como mediación la facilitación del entendimiento entre dos partes en conflicto.

DESCARGA EL DOCUMENTO COMPLETO 

 

Talleres 

 

Recursos de interés (pronto)